Inhalando Líneas

Tokio Blues: ver a través de un caleidoscopio

Lecturafilia

Todos experimentamos alguna vez esa extraña sensación de ver ante nuestras narices como el tiempo se esfuma sin que nosotros podamos abrir la puerta y decir que nos espere, que avance más sigilosamente. El paso del tiempo sólo se consigue frenar con la memoria, con esa capacidad que tenemos los humanos para recordar y evocar lo que ya fue. Ocurre a veces que ésta nos falla

Ver la entrada original 571 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s