Inhalando Líneas·Mis Lecturas·Recomendaciones·Reseñas

La invención de la Soledad – Paul Auster

Tengo esta manía de escribir mi opinión de la lectura de los libros que leo, pero es que hay momentos en que tengo esa necesidad de poder expresar lo que siento después de haber leído y dar a conocer mis sentimientos y emociones que me han rodeado al pasar la lectura porque después de haberlo digerido, me entra la resaca literaria y me quedo a vivir en ese libro hasta que el próximo llegue a mis manos.

Paul Auster escribió «La invención de la Soledad» cuando murió su padre. Es una narración, que se divide en dos partes, donde el tema central es la relación entre paternidad y soledad. Primera parte «El hombre invisible», Paul Auster redacta y expresa la relación que tenía con su padre. La ausencia y la soledad que lo rodeaba, se entremezclan con un intento de justificar esos momentos vividos, El carácter de su padre fue una figura ausente.

La Invención trata a la memoria como un constituyente de nuestras realidades: paisajes, casas, ciudades, arquitectura, gente, vidas, cultura, etc. Para Auster, todos ellos son parte de un producto de la memoria, mientras que reflejan el proceso de recordar.

En la segunda parte «El libro de la memoria», Auster muestra una reflexión sobre su rol como hijo con su propia paternidad y la soledad de ser escritor. Aquí, el escritor teje, con la ayuda de fotografías e historias, como la de «Las mil y una noches», el hilo de la memoria de las relaciones que existen entre padres e hijos.

Primera parte:

Esta novela reconstruye parte de la vida de sus padres y sus abuelos. Un mal suceso familiar que ha dejado pequeñas cicatrices. A modo de diario, explora su propia identidad como persona y como escritor reflejado en varios personajes. Me recordaba a Franz Kafka en su «Carta al padre» que para él fue como un rescate espiritual tratar de descifrar lo que sentía plasmándolo en unas cuantas hojas.

«Comenzar con la muerte. Proceder de nuevo en la vida y luego, finalmente, comenzar desde la muerte.» Estas palabras podrían ser la culminación de este libro. Inicia, a partir de la muerte para contar la vida.

En «Retrato de un hombre invisible», Auster a través de imágenes, y objetos nos hace entrar en su mundo. Un mundo íntimo, reservado, a veces en movimiento, que se caracteriza por la pérdida de su padre y de lo que esta cifra representaba para él. Un padre presente – ausente separado de las cosas de la vida y el mundo.

El escritor investiga y analiza la vida de su padre: un inmigrante viviendo a la sombra de una tragedia de su infancia, en el que su mayor virtud es estar ausente. Un padre que escapa a hurtadillas de su familia, incluso no está para él mismo siendo el padre un reflejo vacío y solitario.

“Mi padre ya no está, y si no hago algo deprisa, su vida entera se desvanecerá con él”

Se siente el dolor que expresa el escritor que siempre quiso y anheló tener el afecto de su padre pero deduce que jamás lo consiguió. Pero siente que puede rescatar algo de su memoria. A veces nos pasa que preferimos desconectarnos del sentimiento solo para mantener vivo el recuerdo.

Segunda parte:

Esa noche se dice a sí mismo que mañana será otro día. Palabras nuevas comienzan a cobrar forma en su cabeza, pero no las escribe.

«El libro de la Memoria, volumen uno», en nochebuena solo en su habitación, la soledad y la pobreza de una vida bohemia hace referencia a su experiencia como escritor. Trata de escribir del pasado, del presente y del futuro de su vida, es capaz de capturar y recrear momentos, cosas que a veces consideramos que son solo «meras coincidencias» y, otras veces, cosas de un destino tan preciso y certero que a veces nos negamos a aceptar.

¿Hay un castigo más severo que para salir de la persona que amas sin salir de la memoria? Paul Auster fue muy, muy justo con la memoria de su padre.

Este libro es un ejercicio necesario de introspección. Estoy un poco conmovida por la historia de cómo era la relación familiar en su juventud. Y el daño que causó para su futuro, sintiéndose frustrado queriendo esa figura paterna que lo apoyara, lo guiará y más que todo, que esté con él cuando más lo necesitaba. Todo esto parece una historia de Dostoievski en el caso de conciliar con las personas más malignas y la búsqueda de la justificación del lado oscuro.

Auster de nuestro lado con los valores negativos y marginales de la sociedad (¿?) la debilidad humana y la fragilidad del espíritu posible para ellos haciendo lo que es peor, siempre tienden a interpretar fácil la indiferencia con nuestro conocimiento de acuerdo con nuestra capacidad como seres humanos, esta virtud por sí sola es suficiente. Auster justifica su ruptura del aislamiento con su padre con una forma de grabarlo en la conciencia del lector como experimento personal.

Cada libro es una imagen de soledad. Es un objeto tangible que uno puede levantar, apoyar, abrir y cerrar, y sus palabras representan muchos meses, cuando no muchos años de la soledad de un hombre, de modo que con cada libro que uno lee puede decirse a sí mismo que está enfrentándose a una partícula de esa soledad.

Anuncios

2 comentarios sobre “La invención de la Soledad – Paul Auster

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s