Inhalando Líneas

Léanme en los cronistas: “Algunos no tenemos tiempo para quejarnos”

Saludos terrícolas!

Escribí un texto a propósito de la emigración venezolana. Muchos conocemos lo que ocurre en este país latinoamericano. Algunos ciudadanos, con tiempo, se fueron a Estados Unidos, otros optaron por Europa. Muchos dejaron sus casas, su familia, su trabajo. Dejaron su estilo de vida e incluso cambiaron su oficio. Realicé una entrevista a un joven que llegó a Ecuador en el 2015.

Les dejo el link de Los Cronistas para que pasen a leer la crónica. Mi aporte se titula Algunos no tenemos tiempo para quejarnos espero puedan darse una vuelta y conocer una de las tantas personas que dejan todo en busca de una mejor vida económica.

De paso les dejo un tema que lo considero un Himno contra la Xenofobia.

Rafael Amor – No me llames extranjero (1977)

Saludos y abrazos.

Anuncios

9 comentarios sobre “Léanme en los cronistas: “Algunos no tenemos tiempo para quejarnos”

  1. Leí la entrevista, recorrí a pie cada una de las palabras, hice pausas en las oraciones y vi paisajes a través de los ojos de un extraño en tierra extraña. De todo ese viaje me quedo con la respuesta a ¿Qué te parece la gente guayaquileña?… Al final del tour literario de esa conversación me viene a la memoria mi propia experiencia en mi propia nación: ¿Han sido migrantes de una provincia a otra? La sensación es la misma. Concluyo mientras bebo mi primer café: quizás la presencia de migrantes nos ayude a los ecuatorianos a levantar la mirada y entendamos que existe un mundo más allá de nuestros límites geográficos y mentales; que no podemos crecer como sociedad encerrados en nuestro mal construido ego cívico. Atte: @Zavala_Ra.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias como siempre.
      Pensé lo mismo con los que migran de una provincia a otra, conocer otro lugar, adaptarse y sobre todo vivir la angustia y la melancolía de no estar en el lugar que creciste. Y aparte tienes un poco de gente racista por todos lados

      Me gusta

  2. Pasé por acá por casualidad, ya venía desde ayer leyendo sobre el tema en la blogosfera y yo misma di mi aporte. Me llamó mucho la atención el título de la entrevista. La devoré con una nostalgia, tristeza y familiaridad que ni veas. «Todo ese dinero era para mí mucho más que eso, se hizo agua al cambiar de moneda». No sabes lo que significa eso para nosotros, y es justamente como me sentí cuando llegué a este otro país (actualmente vivo en Chile). Como sea, es muy bonita iniciativa el dar a conocer la situación, el ser de piel. Gracias. Excelente entrevista. Un abrazo y mucho cariño.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias a ti por leer la nota.
      Cuando estaba escribiendo me invadió la tristeza ya que el entrevistado es alguien cercano y sé que le duele estar lejos de su familia, en especial de sus padres. Y aún no se adapta a tantas cosas en Ecuador pero ahí va saliendo adelante en todo ámbito.
      Te animo a que no pierdas la esperanza de que Venezuela mejorará y todo quedará en la historia.
      Abrazos y fuerza.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s