Inhalando Líneas

Desafío y resistencia

La escritura surge de un endemoniado sentido del deseo.

Construir inesperadamente un texto sin un deseo interno depende, en cierto punto, de nuestro compromiso con la vida, la literatura ya es otra cosa.

A donde quiera que vayamos siempre llagamos demasiado tarde. Y en cualquier ciudad que nos quedamos están las casas a las que es demasiado tarde para volver.

El lenguaje, como instrumento, acompaña a la poesía.

Por mi parte, el lenguaje reside en la voluntad del ser. Es necesario padecer de una huella-afección -de una muerte- que desencadene un caos interno que nos conduzca a ideas que generen un sentido y que, a través del lenguaje genere intensidades. [Escribir nos desposee].

Y sean cualesquiera las calles que creemos conocer nos lleva allá a los jardines floridos. Llegamos demasiado tarde por la noche para ser reconocidos.

Escribir nos desposee.

Toma cada espacio que ignoramos hasta cierto momento.

Al ruido externo lo comprende;

el dolor y el miedo tiemblan en las calles;

las balas vuelan por los techos;

madres se agitan;

la voz de cuerpos aparecidos reside en las manos de un poeta que se resiste a la esperanza, a la memoria.

Y sobre las cenizas existe en él la única voluntad de hacerlo resonar.

Anuncios

Un comentario sobre “Desafío y resistencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s