Inhalando Líneas

Resistiendo en la cuarentena

Narrativas invisibles se tejen en y alrededor de cada imagen, dibujo y trazo un mapa imaginario de un objeto sobre otro, todo está en experimentar. En algún lado, la memoria ancestral femenina apareció en mí y, por intuición, me avoqué a esta actividad nunca antes practicada o estudiada. Darle color a una casa de caña me tomó por sorpresa, el ir y venir del hilo por el papel me ayudó a resistir mi cuerpo, a resistir frente a la realidad que nos encierra.

Esta vez no bordé gatitos, pájaros o adornos, bordé a mi propio ritmo sobre el papel de caña muy delicado y en cada puntada sentía que se iba a romper. ¡El papel también resiste! Bordé flores, árboles, plantas que crecen, que se quedan, que viven. Empecé a intervenir imágenes que nos muestran la realidad social en la que vivimos en el contexto de pandemia. El uso de b/n es una excusa para dar color. Esta acción, aunque es históricamente femenina donde la mujer se sentaba a conversar, compartir y estaba acompañada de otra, para mí es un escapatoria para pensar. Pasar el hilo por un pequeño ojal, quedarme horas y horas bordando o tejiendo palabras me hizo resistir al tiempo, al espacio que habito, esta actividad hace ecos en mi memoria, me pierdo por momentos, pero no dejo de ser yo.

#QuédateEnCasa
SOMOS ALGO

Bordar es una forma de contar experiencias individuales, sociales o políticas, a través de las puntadas se va inventando un lenguaje que permite comunicar hechos, reemplazando muchas veces a la palabra y se va convirtiendo en un medio superpuesto de documentación. Esta actividad apela a la idea del tejido social, no podemos vivir separados los unos de los otros, todos somos parte de esta red y la crisis del coronavirus ha hecho surgir a la superficie de la sociedad millones de actividades que trabajan al unísono y se crea un tiempo nuevo con la conciencia clara de lo que importa.

La aguja y el hilo son esas acciones que nos afectan y transforman la vida conforme van pasando sobre nosotros. Bordé hojas de eucalipto reutilizando residuos textiles, combino la naturaleza con el toque humano y es una forma de ver lo frágil y la relación compleja entre el ser humano y la naturaleza.

¿Y los abuelos?
COMUN-idad
G-H_
Dejamos de ser anónimas
FAMILIA EN CUARENTENA

10 comentarios sobre “Resistiendo en la cuarentena

  1. Excelentes trabajos. Yo no bordo, pero cuando siento esa misma necesidad que pareces sentir tú, tomo tijeras y pegamentos y me dejo ir en clásicos collages. No importa demasiado el medio, importa el acto, el hacer en sí.

    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Saludos Borgeano, qué genial que también hagas collage. Personalmente, me dejo llevar cuando realizo algo creativo, el proceso y el resultado me mantienen alejada de muchas cosas negativas o aburridas jeje..

      Saludos y un fuerte abrazo, estamos leyéndonos!

      Le gusta a 1 persona

      1. Sí, creo que ese es el punto central: dejarse llevar y que salga lo que salga. Por ejemplo, yo también, eventualmente, pinto; pero como no soy bueno en ello no lo muestro ¡es así de simple! Pero el placer de hacerlo (que es por lo que lo hago) no me lo quita nadie.

        Saludos y seguimos en la ruta.

        Me gusta

  2. Hola, Isabel. Deduzco que te topaste con mi blog gracias a Quinny Martínez o a mi interacción con Masticadores. En cualquier caso, agradezco tu follow, porque quiere decir que mi obra te ha gustado lo suficiente. Tu blog (Y tu participación en otros) es interesante, documentado y ágil de leer. En suma: intelectualmente apasionante. Saludos desde VIllahermosa…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s