Blogs & Letras · Inhalando Líneas

Somos restos, trazos, trozos y fragmentos de lo que leemos

 

Porque el deseo de leer, como todos los otros deseos que distraen nuestras almas infelices, puede ser analizado.

Virginia Woolf, “Sir Thomas Browne”, 1923

Ya decía Franz Kafka: “Un libro tiene que ser el hacha que rompa nuestra mar congelada” y el ingenioso Ricardo Piglia en El último lector nos cuenta acerca de la lectura y la percepción solitaria: “En definitiva trata sobre el modo de hacer visible lo invisible y fijar las imágenes nítidas que ya no vemos pero que insisten todavía como fantasmas y viven entre nosotros”. De eso quiero escribir hoy, de aquello que aprendes cuando lees a Alberto Manguel y de aquello que sientes cuando lees un libro de Kafka, de Dostovieski, o de Piglia; cuando te adentras en los cuentos de Borges, las historias de Ngozi, las crónicas de Caparrós, los ensayos de Kundera, entre otros, nos despojamos por completo de cualquier construcción que se tiene prevista; nos volvemos el libro que hemos leído, las historias que nos han contado.

Realmente hay algo que nos detiene y nos causa un desorden; leemos restos de una vida, trozos y trazos de sentimientos y emociones de un escritor que no piensa, quizás, en nuestras emociones, sino que se concentra en plasmar las suyas, y esa escritura llega a nosotros para alejarnos de lo real y abrirnos un espacio entre la literatura y la vida. Los libros persisten en el laberinto de la memoria. Todos, como diría Borges, nos extraviamos ahí, en ese mundo imaginativo de alguien. Un mundo capaz de transmitirnos, en el acto ilusorio de leer, sentimientos que se plasman en un papel y a menudo nos vemos ahí. Lloramos, suspiramos e incluso abrazamos el libro, no solamente leemos, nos enfrentamos a nuestro propio sentir, construimos el sentido de las palabras. Sigue leyendo “Somos restos, trazos, trozos y fragmentos de lo que leemos”

Blogs & Letras

Somos lo que tememos

Somos un instante fugaz en este mundo

 osisdj

Miraba fijamente una mariposa que se encontraba sobre la superficie de una acera, al parecer la habían pisado, no podía volar, solo revoloteaba con sus alas en busca de alzar el vuelo. Pensé que quizás en algún otro lado se hallaba un insecto como éste volando libremente. Las mariposas son excelentes voladoras, sus dos pares de alas grandes cubiertas de hermosos colores las hacen únicas y vistosas. Sigue leyendo “Somos lo que tememos”

Blogs & Letras · Inhalando Líneas

Chica de Plutón

Escrito por Helmuth López

wlwlw

Imagina que no estoy aquí
Que todas las paredes propagan el silencio
Aumentando los latidos de tu cuerpo
Permitiendo dar amor a tu cuerpo.

Bórrame de tu visión
Como el cerebro lo hace con la nariz;
Inadvertida y presente
Que al igual que yo te da vida, pero dejas ausente.

Sigue leyendo “Chica de Plutón”

Blogs & Letras · Inhalando Líneas

Carta de Neal Cassady a Jack Kerouac

                                                                                                                                   (7 de marzo de 1947)

13238927_882204858591833_1737418551153596200_nEstimado Jack:

Estoy sentado en un bar en Market street. Estoy borracho, bueno, no tanto, pero pronto lo estaré. Estoy aquí por dos motivos: debo esperar 5 horas para el ómnibus que me lleve a Denver, y finalmente, pero mucho más importante, estoy aquí(bebiendo) porque, por supuesto, por una mujer ¡y qué mujer!. Para ser cronológico al respecto:
Sigue leyendo “Carta de Neal Cassady a Jack Kerouac”

Blogs & Letras

Svetlana Alexievich ‘Voces de Chernóbil’

Va con esto de que ha ganado el Nobel es desconocida para mí, pero me he topado con un extracto del libro y la verdad es que lloré.

Este libro se publicó en 1997 y recoge los testimonios de muchas personas afectadas por la catástrofe nuclear. Sigue leyendo “Svetlana Alexievich ‘Voces de Chernóbil’”

Blogs & Letras · Clásicos

Oliver Twist

Dickens se burla de la hipocresía de su época tratando estos temas tan serios con sarcasmo y humor negro.

Principe de Libros

oliver twist

Oliver Twist (Oliverio Twist en algunas ediciones en español) es la segunda novela del autor inglés Charles Dickens. Se publicó originalmente como novela por entregas de aparición mensual en la revista Bentley’s Miscellany, entre febrero de 1837 y abril de 1839. En un principio, el autor tenía la intención de que formase parte de una obra más extensa, The Mudfog Papers. Es la primera novela en lengua inglesa que tiene a un niño como protagonista. 

Ver la entrada original 663 palabras más

Blogs & Letras · Escritores ecuatorianos

Cráneo #38: Santiago Vizcaíno Armijos

Cráneo #38: Santiago Vizcaíno Armijos.