Clásicos·Inhalando Líneas·Mis Lecturas·Recomendaciones·Reseñas

Persuasión de Jane Austen

Había abandonado el blog por razones meramente educativas y volví pero para hablarles sobre la novela “Persuasión” de Jane Austen que pueden leerlo aquí.

Jane Austen es despiadada y brillante; es sarcástica, sutil y maravillosamente ingeniosa, escribe en una cuestión de hecho que el absurdo de sus personajes está a la vista, Sir Walter Elliot es un tonto completo. El hombre está completamente en quiebra, pero se niega a reducir sus gastos ridículamente altos o vender cualquiera de sus tierras. Está tan obsesionado con su imagen exterior que arriesga todo a mantenerlo en un estado de lo que percibe como perfección.

jane

Luego está la forma en que percibe a sus hijas. Elizabeth es vana y estúpida como él, pero para su padre, ella es maravillosa. Se adhiere al estricto código de la costumbre femenina/hija; la protagonista Anne, por otra parte, es inteligente, amable y ocasionalmente habla usando su cerebro; así, su padre y su hermana la ven como un mueble más de la casa. Ella es “solo Anne”, no hay afecto por la hermana menor porque en ella no está tan fijada la belleza en su imagen exterior. Ella es apartada y rara vez escuchada. Al comienzo de la novela, esto es tanto, que ni siquiera se siente como si estuviera presente.

La heroína inicialmente silenciosa, es eclipsada por la naturaleza ridícula de la sociedad.

Sigue leyendo “Persuasión de Jane Austen”

Inhalando Líneas

Día/rio

Leo  «el tercer secreto» de Steve Berry. Al llegar a la parte en donde menciona a la Ciudad del Vaticano; la fe, la Iglesia Católica, cierro con ímpetu el libro y lo guardo. Me frustro por mi falta de interés en ese tema. ¡Denme la vida no la fe!

Creo que no tengo la capacidad de tejer pensamientos. En este momento mi estado mental está seducido por imágenes instantáneas y  reflexiones desubicadas. Palabras que van y vienen y no logro apresarlas. Quisiera tener un poco de coherencia pero estoy tan encadenada a ti y a mí.

Hoy desperté cansada, descorazonada y fría, un poco más que los últimos días. Mi vida se debate entre escudriñarme; hallarme, saber qué quiero y libros y más libros. Muchas veces desaparece el placer de leer y me escudriño intelectualmente y me siento vacía -comparada con otras personas-, sentimentalmente soy un asco y emocionalmente ni se diga; soy una mezcla de ansiedad y desesperación interrumpida por las tareas diarias y los mensajes que no quiero leer. De repente me encuentro vacilando entre las hojas de papel y me pregunto si vale la pena que sean leídas por un ojo humano.

Continúo leyendo y mi alma recepta cada minuto, cada cúmulo de nebulosa abstraída de los libros; es algo que me eleva y me desconecta de todos ustedes.

Esta tarde está lloviendo, teclas y una hoja en blanco son mi consuelo. Se viene a mi mente tu pelo y tu rostro de estudiante torturado [sic]. Cerré los ojos un momento y vi mujeres cavando fosas en un jardín; luego las matan caen dentro de esas fosas y sus maridos se ahorran de comprar flores.  -Diosmío ¿por qué?-

Escucho a Miles Davis y su tema Kind of Blue.  «Sigue así»,  el sonido de las cucharas en los platos; los perros ladrando, la música de fondo, vuelvo a escuchar… «Sigue así». Proust dijo: «nunca se sabe de dónde vienen los ruidos» pero yo lo sé y así sigue, así sigue lo que me dice un ruido en mi cabeza que me envía a la deriva, pero no me caigo y marco una letra en la hoja en blanco y la miro como mirando un vacío, y pienso en ti.

Capturo lo gris en el altibajo de la trompeta de Kind of blue y recuerdo a Juliette Greco, la musa de los existencialistas franceses, con un cigarrillo en la comisura de sus labios; sus ojos delineados, el flequillo en su frente que la hacían eróticamente-artística y lo que expresa Sartre de ella: «Tiene millones de poemas en su garganta que nunca han sido escritos» empiezo a recrear en mi mente lo que significaba querer algo distinto a la música como lo decía Miles Davis: «la música era toda mi vida hasta que conocí a Juliette»; y pienso en ti, pienso en que nada me era más sentimentalmente atrayente que lo oscuro de tu forma de ser, y hay cosas que no te digo, que no puedo decir.

En fin, todo esto lo digo para que cuando leas algún poema que yo haya escrito, sea dicho como: «tenía millones de poemas que se aglutinan en su garganta, queda sin decir nada» o también como: «poemas para leer en el baño»

Clásicos·Inhalando Líneas

Carta al Padre – Franz Kafka

Como el mismo título del libro lo dice, Franz Kafka le redactó una carta a su padre en la que le decía lo que nunca pudo decirle en persona.

Le reprocha el autoritarismo y la dominación que tenía para él en su estilo de vida y en la educación, con una madre que actuaba a lo que decía el marido, hacía lo que él quería, decía lo que él quería oír.

images

La niñez y la juventud de Franz estaban dominadas por el padre quien no lograba que los hijos aprendieran mejor de él; lo único que logró es que lo odiaran y cada cual hizo una versión mala de lo que él no quería. Con el pretexto de siempre echarles en cara de que él había sobrevivido y llegado a donde está por méritos propios, humillaba  a la familia; los hacía ver como unos parásitos, Nadie podía expresarse; los trataba como inútiles, les decía cerdos cuando estaban comiendo, pero él no daba ejemplo porque hasta las uñas se las cortaba en la mesa.

Sigue leyendo “Carta al Padre – Franz Kafka”

Clásicos·Inhalando Líneas·Mis Lecturas

Un encuentro – Milan Kundera

Tuve la oportunidad de leer a Kundera empezando con “La insoportable levedad del ser” y “la identidad. No sé si a alguien le pasa lo mismo, pero aún pienso en sus protagonistas, en la “relación” amorosa y sentimental entre: Tomás, Sabina, Franz y Teresa, incluso pienso en el perro Karenin, en donde la existencia de él muestra la felicidad que le falta a los protagonistas. Y en La Identidad en donde está la retraída y apacible Chantal y el cariñoso Jean-Marc. s_7023-mlu5142205784_102013-o

Un encuentro es en cierta manera muy diferente a los otros temas mencionados. Milan Kundera en su libro menciona a muchos escritores; músicos y pintores. Analiza y comenta a manera de ensayo las reflexiones o sus encuentros apasionantes con esas obras maestras.

Entre los artistas que menciona están: Škvorecký, Linhartova, Milosz, ,Malaparte, Xenakis y Bienczyk, pero gracias a Google pude enterarme de quienes eran. Aparecen también Kafka, Carlos Fuentes, Céline y Gabriel García Márquez.

Sigue leyendo “Un encuentro – Milan Kundera”

Inhalando Líneas

Sé verla al revés

A    M    O    R

S    O    M    O    S

L    U    Z           A    Z    U    L  

¿  S    O    M    O    S         O        N    O          S     O    M    O    S ? 

Y    O         S    O    Y

A    V    E   

A    N    I    M    A    L    ;

A    D    A    N

R    A    Z    A

S    E          E    S         O         N    O         S    E          E    S

O       D    O    L    O    R         O         L    O    D    O. 

 

Clásicos·Inhalando Líneas

The Strange Case of Dr. Jekyll and Mr. Hyde

56ba3272e74eeEstuve leyendo “El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde” de Robert Louis Stevenson y me quedé enganchada a la historia desde la primera página. El relato es más corto de lo esperado, pero hay novelas cortas que tienen un gran impacto. Esta es una de ellas.

Robert Louis Stevenson era un hombre que sabía tocar a su audiencia. Utterson, es el punto de vista principal de esta novela, un clásico caballero victoriano; honesto, noble y digno de confianza; narra los encuentros anormales, le da credibilidad a la historia lo que lo hace más aterrador porque si un hombre como Utterson está viendo este extraño caso, entonces debe ser real. Sigue leyendo “The Strange Case of Dr. Jekyll and Mr. Hyde”

Inhalando Líneas

Reflexiva pausa sentimental

Llegaste a mi vida sin avisar
sin haber llamado antes
sin haber tocado el timbre de mi piso para que abriera la puerta.Llegaste con tus botas sucias, gastadas de tanto andar
con tus labios fruncidos
tu sonrisa triste y tus ojos decaídos
demolieron con un toque el muro de papel cuarteado y regaste la tinta que protegían mi mundo.Mi soledad era placentera.
Si te vas ¿qué me dejarás?
Si todo te lo llevas contigo.Te acaricio, te beso, te sonrío.

Te dejas querer y haces que abandone mi
cuerpo al placer , a la gratitud, al espejismo.

Espero que cuando cierres los ojos no te ausentes de mí
Cuando sonríes distraído, cuando te hago reír, cuando te hago enojar,
mientras encumbras tus dedos en un teclado
que nos dará de comer,
cuando toco tus labios, cuando besos tus ojos,
cuando acaricio tu espalda y pareces feliz…
el mundo hace una pausa y baila alegre entre mis pies.